De ultramarinos de A Gaiteira a startup internacional

Ferreiro desde 1958: De ultramarinos de A Gaiteira a startup internacional

Entrada principal del ultramarinos Ferreiro desde 1958, en el número 1 de la calle San Diego

La que vamos a contar es, por una parte, una historia de emigrantes en Cuba, de retornos, morriña, hogar, orgullo, del único teléfono del barrio, de enamorados, libretas de fiado y familias que se reinventan. Es todo eso y no es el guión de una nueva serie de televisión.

Por otra, es el relato de una startup: Ferreiro desde 1958, una empresa coruñesa emergente, innovadora y emprendedora, una idea de negocio apoyada en las nuevas tecnologías que persigue simplificar ciertos procesos complicados, eliminar barreras y acortar distancias.

Es también una historia de patatas de Coristanco, de quesos gallegos, vinos con denominación de origen, de aguardientes, de bacalao de las Islas Feroe, de cerdo gallego, de miel… todo ello solo o agrupado en packs  de cocido, pilpil, pincho, queimada, licores y cestas que Ferreiro desde 1958 sirve en A Coruña y desde A Coruña a todo el mundo a través de su tienda digital.

Una tienda online de barrio. Esa es la idea, simple y brillante. Cómo convertir un negocio familiar con 80 años de tradición en una empresa emergente en Internet, al servicio de un colectivo de siempre -los emigrantes gallegos-, con tendencia creciente una vez más.

Además de sus productos y packs, en su web www.ferreirodesde1958.com no faltan las recetas tradicionales, literalmente de la abuela. Patatas rellenas de ropa vieja, empanada de maíz o un bacalao con coliflor entre otras muchas, en ocasiones sorprendentes.

Pero la historia de esta empresa familiar la cuenta mucho mejor en primera persona Laura Ferreiro, continuadora de la saga:

Todo comenzó en 1935, cuando Plácido Rivas, tío de mi padre, al volver de Cuba, abrió su primer ultramarinos en la Avenida de Finisterre, Ultramarinos Cubanos.

Mis abuelos y todos los hermanos de mi padre. De izq. a dcha: mi padre Víctor, Rodolfo, Ángel, Inés, Delia, mi abuela Remedios, mi abuelo Jesús, Manolo, Antonio y Plácido Ferreiro Rivas

Poco a poco fue trayendo a todos los sobrinos Ferreiro, mi padre y sus hermanos mayores, a Coruña a trabajar con él y a formarlos en su oficio. Una vez aprendido el negocio se abrieron camino, independizándose con sus propias tiendas.

Mi madre, Ana, embarazada de mi hermana, y mi padre, despachando en su primera tienda, alrededor del año 1967

La familia llegó a tener ocho establecimientos en A Coruña.

Mi primo Plácido, hijo de mi tío Plácido, ayudando en la tienda sirviendo vino a granel. También se servían a granel azúcar, harina, aguardientes…

Yo soy Laura Ferreiro, la última de los hijos de esos hermanos pioneros y la que, finalmente, ha decidido seguir con el legado familiar en la ciudad. Esta foto de la izquierda se sacó el último día de la tienda de mis padres en A Gaiteira después de mas de 40 años. Al día siguiente abriría yo en S. Diego, número 1. Tengo una mezcla de tristeza y alegría. He de confesar que aún me cuesta pasar por delante de ese local, pero me reconforta saber que nunca se haya abierto otro negocio en él porque me queda la pequeña esperanza de que algún día pueda poder volver al mismo sitio.

La tienda, Ferreiro desde 1958 (que abrimos en 2005 en la calle San Diego, 1) ha adquirido su nombre del año en que mi padre, Víctor Ferreiro, abrió su primer negocio.

Nuestra premisa principal es mantener la esencia y el alma de esa “tienda de barrio”.

Miles de anécdotas adornan la historia de ese primer local: durante años tuvo el único teléfono del barrio, muchas familias y parejas de enamorados continuaron sus relaciones gracias a él, fue centro de reuniones de vecinos, tablón de anuncios e incluso la furgoneta de reparto ha llevado enfermos y a alguna embarazada a punto de dar a luz al hospital.

Víctor Ferreiro vuelve a vestir para CDN la bata como en los tiempos en que regentaba su ultramarinos / A. Irrazábal

Es un orgullo continuar con esta saga familiar y esa confianza de nuestros vecinos, ya que cada vez quedan menos negocios como el nuestro. Negocio que ha visto pasar crisis y cambios generacionales. Ahora toca adaptarse a la época en que vivimos, la tecnológica, con la apertura de nuestra tienda online www.ferreirodesde1958.com 

Quién les diría a ellos que ahora nuestros productos llegarían a gallegos con morriña en la otra parte del mundo.

Fuente: Corunadn.es

Deja una respuesta