Carril bus en Coruña. ¿Sí o no?

Carril bus sí, carril bus no. ¿Es esa la cuestión?

 El carril bus vuelve a la actualidad coruñesa por la intención del gobierno municipal de recuperarlo, después de que el anterior lo hubiese suprimido hace ya casi cinco años.

El transporte urbano en A Coruña ha sido siempre motivo de discusión general y de polémica política en particular, por la escasa sensibilidad que suelen tener los partidos hacia el transporte colectivo y el temor a tomar decisiones que puedan resultar impopulares y pasarles factura electoral.

Las ventajas e inconvenientes del carril bus han estado siempre en boca de la ciudadanía, a menudo olvidando que su puesta en práctica conlleva otras medidas y consecuencias que, a su vez, levantan nuevas polémicas. Por ejemplo, allí donde está implantado, el carril bus dificulta la doble fila, un problema endémico de esta ciudad, pero también incomoda a los comerciantes porque dicen que impide a sus clientes detenerse un momento para hacer compras rápidas.

Reivindicaciones vecinales sobre transbordos, ampliación de frecuencias o el transporte de cercanías complican la solución a la movilidad en A Coruña

Teniendo en cuenta ejemplos como estos o reivindicaciones de las asociaciones de vecinos respecto de los transbordos, la ampliación de frecuencias o el transporte de cercanías cabe preguntarse si la cuestión se reduce tan solo a mostrarse a favor o en contra de reimplantar el carril bus. ¿Es tan simple, que no sencilla, la cuestión?

No lo parece, más bien todo lo contrario, como se desprende de las respuestas que da Juan José Ruiz Varela en una entrevista firmada por José Manuel Gutiérrez para La Opinión de A Coruña. Ruiz Varela, con veinte años de experiencia en el ámbito de la movilidad en empresas de transporte de mercancías y de viajeros, ha sido encargado por la Compañía de Tranvías de A Coruña para elaborar un estudio sobre cambios en las líneas de bus.

Ruiz Varela pone el acento en múltiples cuestiones que no deben perderse de vista a la hora de tomar decisiones sobre el carril bus, y que a su vez plantean preguntas a las que debe darse respuesta para solucionar, o cuando menos mejorar sustancialmente, los problemas que debe afrontar la ciudad con respecto a la circulación, muy limitada por los condicionantes orográficos.

Las decisiones políticas sobre transporte colectivo o no han sido acertadas o solo han servido para cubrir expedientes temporales

¿Cómo intervenir con el aparcamiento sin que suponga castigar más los bolsillos de los contribuyentes? ¿Habría que modificar las concesiones de los aparcamientos subterráneos para reducir sus precios? ¿Cómo se haría eso si se aplica un impuesto a las concesionarias para costear el transporte colectivo? ¿Por qué debería pagar una empresa concesionaria un impuesto para mejorar un servicio público?

Las respuestas que el experto da a las preguntas del periodista plantean muchos otros interrogantes, y en muchas de ellas deja claro que las decisiones políticos tomadas, tanto en A Coruña como en el ámbito gallego, o no han sido acertadas o solo han servido para cubrir expedientes temporales.

En este ámbito, como en muchos otros en esta ciudad, el transporte es un viejo asunto pendiente que no se resolverá sin decisiones políticas decididas y sin el consenso generalizado de la ciudadanía, intereses sectoriales al margen.

Carril bus sí, carril bus no parece una cuestión tan simple. El blog Busurbano la contextualiza profusamente, indispensable para formarse un criterio sólido.

Fuente: corunadn.es

Deja un comentario